Noticias y Blog

Comunicado de prensa.

A partir del 22 de enero de 2014 se puso en marcha el proyecto para la creación de una OTRI en el departamento del Atlántico que sirva como un ente de intermediación, dinamización y comercialización de los resultados de Investigación, Desarrollo e Innovación de las Instituciones de Educación Superior con el Sector Productivo que permita proteger y fortalecer la oferta científico-tecnológica en el departamento en beneficio de la sociedad.

Al hacer un análisis de los bajos niveles de investigación, ciencia y tecnología en el departamento, se encontró que entre las principales causas se destacan un bajo relacionamiento entre la universidad y la empresa, baja participación del sector productivo, ausencia de instrumentos, desconocimiento de capacidades y finalmente un sistema de innovación regional poco consolidado y prácticamente inexistente. Se calcula que la inversión en ciencia, tecnología e innovación en el Atlántico es de 1,91% mientras que en Antioquia representa el 26,9% y Santander 2,09%; así mismo, la inversión en desarrollo en el Atlántico es de 1,33% mientras que Ant

ioquia muestra 21,4% y Santander 2,79%. Sin embargo, a pesar de que el porcentaje es bajo en el Departamento, el Atlántico ha demostrado ser eficiente en el uso de los recursos.

Frente a la necesidad de consolidar una estructura que dinamice este sistema de innovación en la Región Caribe, surgió la OTRI, fruto del trabajo mancomunado entre la Universidad del Atlántico, el Instituto Tecnológico de Soledad Atlántico ITSA, la Universidad Autónoma del Caribe, Universidad Simón Bolívar, Universidad de la Costa CUC, la Asociación de Micros, pequeñas y medianas empresas ACOPI, La Cámara de Comercio de Barranquilla, Coolechera, Agro Atlántida S.A.S, la Fundación Campbell y otras empresas del departamento. Esta alianza surge en el marco de la Comisión Regional de Competitividad, en la mesa de innovación, calidad e Investigación, Desarrollo e Innovación, donde los diferentes actores involucrados, identificaron la necesidad de desarrollar estrategias de articulación, fomento, difusión y transferencia tecnológica, como factores dinamizadores de la sociedad y tecnología en la Región.

Este proyecto que es apoyado y cofinanciado por Colciencias, dentro del marco de la Convocatoria 621 del 2013, “para conformar un banco de propuestas elegibles para la creación o fortalecimiento de oficinas de transferencia de resultados de investigación OTRI”, busca aumentar los niveles de CT+I en el Departamento, a través del fortalecimiento de la articulación e interrelación entre la Academia y el Sector Productivo, facilitando la gestión tecnológica y la transferencia de tecnologías y fomentando al mismo tiempo la promoción y creación de una cultura de propiedad intelectual y de protección del conocimiento. Con la puesta en marcha de este proyecto, la Academia y el Sector Productivo del Departamento tienen ya a su disposición un equipo de expertos en diferentes áreas de la OTRI como gestión de la innovación, propiedad intelectual, comercialización de tecnologías, valoración de activos intangibles y generación de modelos de negocios.

Sobre la OTRI para el Atlántico, la Dra. Rosemary Quintero, Directora de ACOPI, asegura que “esta alianza permitirá modificar el modus operandi de las empresas para que adquieran un rol más activo y por ende, mejores resultados productivos basados en la innovación. Es importante que esta innovación se tome como estrategia de crecimiento de las Mipymes que por su estructura son las que necesitan mayor apoyo para evolucionar”. Alejandra Diazgranados, Directora del proyecto, establece que “la principal fortaleza de este proyecto radica en la unión de esfuerzos entre universidades, gremios y empresarios, con el apoyo de Colciencias, para lograr mejorar los niveles de ciencia, tecnología e innovación a través de la generación de estrategias e instrumentos que vuelven ágil y efectiva la transferencia de conocimiento y resultados de investigación”.

Este proyecto, que tiene un valor total de $ 680.000.000 de pesos, es financiado su mayoría por los aportes de Colciencias y el valor restante por aportes de las entidades gestoras mencionadas anteriormente.